FISIOTERAPIA OBSTÉTRICA Y UROGINECOLÓGICA

¿Qué es la Fisioterapia Obstétrica y Uroginecológica?


Ciencia de la salud encargada del embarazo, el parto y el postparto, especialmente durante un proceso normal y natural, además del cuidado de la salud sexual y reproductiva de la mujer a lo largo de toda su vida.

Se centra en la prevención y tratamiento de todos los tipos de trastornos de la región abdominal, pélvica y lumbar de la mujer.

El fisioterapeuta utiliza conocimientos y habilidades especificas que incluyen intervenciones como el diagnostico fisioterapéutico, la educación e información a los pacientes y el entrenamiento de la musculatura del periné.

La rehabilitación perineal resulta compleja, ya que al tratarse de un músculo interno la contracción del periné no es apreciable a simple vista. El paciente debe ser consciente de los músculos y tejidos que queremos fortalecer.

Gran cantidad de estudios evidencian que el parto es el principal responsable de la disfunción del suelo pélvico, como consecuencia de la hipersolicitación mecánica a que son sometidos sus tejidos músculo-conjuntivos y nerviosos. Incluso cuando el parto es "normal" se producen sistemáticamente lesiones perineales y alteraciones de las estructuras de sostén de las vísceras pélvicas, muchas de las cuales a pesar de pasar desapercibidas, se pueden traducir en incontinencia urinaria y/o ano-rectal, estreñimiento terminal, prolapsos de los diferentes órganos pélvicos y deterioro de la función sexual.

El embarazo por sí mismo es considerado un factor de riesgo pues durante éste se producen una serie de cambios hormonales y mecánicos que afectan a la musculatura perineal y estructuras de suspensión de órganos pélvicos.


Está indicada para los siguientes casos:

      

  • Embarazo: tonifica y flexibiliza el suelo pélvico y lo prepara para el parto. 
  • Postparto: revisa y trata las cicatrices (episotomía, cesárea), y fortalece la musculatura para evitar pérdidas de orina. 
  • Disfunciones sexuales: como vaginismo, molestias en las relaciones o cicatrices dolorosas.      
  • Incontinencia urinaria.      
  • Disfunciones ano-rectales.      
  • Dolor pélvico crónico.      
  • Prolapsos.      
  • Cirugías uroginecológicas.


Papel de la Fisioterapia en Ginecología y Obstetricia

Nuestro principal objetivo en ginecología es preparar los músculos del suelo pélvico, para que presente flexibilidad y evitar la episiotomía durante el parto, para que estén fortalecidos y después del parto no aparezcan problemas como la incontinencia urinaria o los prolapsos de las vísceras ginecológicas.

Una de nuestras técnicas utilizadas para flexibilizar estos músculos es el masaje perineal durante el embarazo. Reduce significativamente el porcentaje de episiotomías realizadas, por lo que si no hay contraindicación médica que lo impida, es muy importante su realización a partir de la semana 34 de gestación. Se ha demostrado su eficacia cuando se inicia 6 semanas antes de la fecha probable del parto.

Otra de nuestras herramientas utilizadas para flexibilizar los músculos del suelo pélvico es el EPI-NO, que también se utiliza en el postparto para restaurar el tono de la musculatura.