FISIOTERAPIA RESPIRATORIA

El problema de los mocos representa una lucha constante en todas las familias que tienen niños pequeños, y es que hay bebés que desde que nacen tienen mocos, o que desde que su hermano mayor va a la guarde todos los meses pillan una bronquitis, y cuando no está malo uno, lo está el otro, y así durante toda la época invernal.

La incidencia de las enfermedades respiratorias infantiles como la Bronquitis o Bronquiolitis, va en aumento en los últimos años, relacionada estrechamente con los cambios de estilo de vida, el tabaquismo, la contaminación del aire, la climatización en sitios cerrados y las mutaciones de los agentes víricos cada vez más resistentes. Los menores de 5 años tienen una media de tres a ocho resfriados o problemas respiratorios al año, y este número puede ser mayor en niños que están expuestos a los contaminantes o irritantes que acabamos de nombrar. Un tercio de las hospitalizaciones en este grupo de edad se deben a problemas respiratorios, incluyendo asma y neumonía.

La estructura del aparato respiratorio del niño está en desarrollo, y esto lo hace más vulnerable frente a las infecciones respiratorias. Estas patologías se producen por la acumulación de moco en las vías aéreas y repercute directamente en la salud y la calidad de vida del niño, ya que los mocos no los dejan respirar, ni dormir, ni comer a gusto, y por lo tanto los niños se encuentran con poca energía durante el día.

El tratamiento común de este tipo de patologías consiste en la administración de diferentes medicamentos, como el Ventolín (Broncodilatador) o el Pulmicort (antiinflamatorio).  Medicación muy fuerte para el niño, ya que se basan en corticoides y pueden aparecer diferentes efectos adversos, como la inquietud y la taquicardia.

La Fisioterapia Respiratoria (FR), es una gran alternativa para el tratamiento de estas patologías. Los bebés y niños pequeños no saben expulsar el moco, éste se acumula  e infecta, tanto en las vías respiratorias superiores como en las inferiores (pulmones). Las técnicas de FR facilitarán la salida del moco acumulado, evitando su infección y la necesidad de tomar medicación, además acortará el tiempo que el niño estará malo.


Definición y Objetivos de la Fisioterapia Respiratoria.

La fisioterapia respiratoria es una especialidad de la fisioterapia, encargada de la prevención, tratamiento y estabilización de las disfunciones o alteraciones respiratorias.

Su objetivo es mejorar la ventilación pulmonar, el intercambio de gases, la función de los músculos respiratorios, la disnea, la tolerancia al ejercicio y la calidad de vida relacionada con la salud.

Está constituida por una serie de procedimientos especializados para la valoración diagnostica funcional del sistema respiratorio, y por técnicas de intervención terapéutica de desobstrucción de las vías aéreas, reeducación respiratoria y re-adaptación al esfuerzo.

Es un método terapéutico de reducido costo y de demostrada eficacia para el tratamiento de las enfermedades que afectan de forma crónica al sistema respiratorio (EPOC, asma, fibrosis quística, enfermedades neuromusculares), procesos agudos (neumonía, absceso pulmonar) o intervenciones quirúrgicas de gran complejidad (trasplantes pulmonares, cardíacos y hepáticos, así como otras intervenciones cardíacas o de tórax).


Diferencias entre el aparato respiratorio del adulto y el recién nacido.

El sistema respiratorio del niño pequeño no es una copia del sistema respiratorio del adulto. En el momento del  nacimiento, este sistema no está completamente formado y además es inmaduro.

El árbol bronquial se empieza a formar a partir de la decimosexta semana de gestación. Es en este momento cuando empiezan a formarse los alveolos, y su número aumenta hasta los 8 años, de forma que:     

  • Nacimiento: 50 millones de alveolos y bronquiolos respiratorios (20% del adulto).
  • 4 años: 50% de alveolos que en el adulto.
  • 8 años: mismo número de alveolos que en el adulto. 

Por tanto, el aparato respiratorio en el recién nacido está constituido básicamente de conductos   bronquiales.  A partir de los 8 años,  una vez formado todo el sistema, éste va aumentando de talla hasta la edad adulta.


Características anatómicas del aparato respiratorio del niño hasta los dos años.

  • La laringe se encuentra mucho más alta, muy cerca de la lengua, por lo que su respiración es exclusivamente nasal durante los 3 primeros meses de vida. Importancia de mantener despejadas las vías respiratorias altas.
  • La proporción de glándulas secretoras de moco es mayor que en el adulto. Cuando tienen infecciones que cursan con hipersecreción, presentan una gran obstrucción, siendo este el principal problema.
  • El Reflujo Grastroesofágico (RGE) genera acidez en el árbol bronquial, favoreciendo la inflamación y el aumento de las secreciones.
  • La reducción del tamaño de la vía aérea junto con la inmadurez de los cartílagos que son más blandos, hacen que la vía sea fácilmente colapsada y obstruida.
  • La musculatura lisa de las vías aéreas está menos desarrollada. Las enfermedades respiratorias en el primer año de vida no cursan con broncoespasmo, por lo que no tiene sentido aplicar broncodilatadores ya que no tiene ningún efecto.
  • La musculatura estriada está poco desarrollada por lo que tiene poca resistencia a la fatiga.
  • El sistema de ventilación colateral no está desarrollado. Los poros de Köhn, que comunican los alveolos pasando el aire entre ellos, empieza a desarrollarse a partir de los 2 años, pero no son maduros hasta los 8 años. Los canales de Martin, interbronquiales, aparecen a partir de los 6 años. Y los canales de Lambert, broncoalveolares, se desarrollan a partir de los 6 años pero no son maduros hasta los 8 años. Por ello, los niños tienen mayor riesgo de padecer atelectasias (pérdida del volumen respiratorio). Recordemos que por medio de la circulación colateral, en caso de obstrucción, la zona afectada puede seguir siendo ventilada.

  • La complianza (distensibilidad) del parénquima es menor que en el adulto, necesitan generar presiones más elevadas para distender al pulmón.
  • El pulmón está en un estado de hiperinsuflación dinámica como mecanismo fisiológicose trata de un aumento de la capacidad residual funcional, como consecuencia de no expulsar todo el aire de los pulmones. La frecuencia respiratoria será alta, aumenta el doble o el triple con respecto a la del adulto, con tiempos espiratorios cortos. Este estado dura aproximadamente hasta el primer año de vida.
  • En el adulto, la incidencia de patología respiratoria es mayor en las vías intratorácicas proximales y en las intermedias, sin embargo, en el bebé las vías más afectadas son las intratorácicas distales y las extratorácicas.


Consulta de Fisioterapia Respiratoria en Pediatría.

El principal objetivo de la fisioterapia respiratoria es enseñar al niño y a sus familias a utilizar las técnicas y a realizar los ejercicios que le permitan conseguir permeabilizar la vía aérea (facilitar la eliminación de secreciones), controlar la disnea (sensación subjetiva de falta de aire) y aumentar la tolerancia al esfuerzo. En el caso de bebés, las técnicas son realizadas por el fisioterapeuta de forma pasiva.

Los resultados son muy satisfactorios. Si nos anticipamos al problema, que en la mayoría de los casos comienza en la vía respiratoria superior, se drenan las secreciones, evitando la colonización de bacterias (infección), y evitando la propagación de éstas a otras zonas como el oído (otitis) o el pulmón. En muchos casos, se reduce o elimina el uso de antibióticos, así como los ingresos hospitalarios.

Entre los objetivos principales de las técnicas utilizadas en FR se pueden destacar:

  • Mejorar la permeabilidad de la vía aérea (eliminación de secreciones).
  • Mejorar la mecánica ventilatoria (forma de respirar).
  • Disminuir la disnea (sensación de fatiga).
  • Aumentar la tolerancia al esfuerzo (aumentar la capacidad pulmonar y la resistencia ante determinadas actividades como el deporte).
  • Mejorar el trofismo y fuerza de los músculos respiratorios.
  • Mejorar el aspecto psico-emocional.

La Fisioterapia Respiratoria ayuda a mejorar el estado general del niño, favorece el descanso nocturno, la alimentación y, en definitiva, su calidad de vida. Se debe tener presente que la fisioterapia respiratoria siempre es un complemento a la terapia prescrita por el pediatra.

Es importante informar a los padres de que los tratamientos de FR provocan el llanto del bebé, ya que este hecho puede producirles ansiedad o temor por pensar que su hijo sufre. Estas técnicas no son dolorosas, pero el niño o el bebé llora porque los colocamos en posiciones que no quieren mantener, y porque están en un lugar y con una persona que no conocen. Es importante que los padres estén calmados y tranquilos para que puedan transmitirle lo mismo a su bebé.


10 razones por las que la FR puede ayudar a tu bebé:

1. Es de gran importancia que los padres sepan realizar los lavados nasales de forma correcta y efectiva para que su hijo respire bien por la nariz. Como hemos visto anteriormente, hasta los 3 meses la respiración es exclusivamente nasal, además la mayoría de los problemas se inician en esta zona. Esto no quiere decir que tengamos que hacerle a nuestros bebés lavados nasales de forma rutinaria, los lavados nasales se realizan si hay moco, de lo contrario estaríamos estimulando la mucosa que responderá con una hipersecreción.

Además, es importante tener despajada la nariz porque es un filtro que evita la entrada de partículas no deseadas en el interior del aparato respiratorio, entre ellas los microorganismos. Si la nariz está obstruida, y nuestro hijo tiene más de 3 meses, realizará una respiración bucal y todas esas partículas llegarán a su interior.

En la primera sesión, el fisioterapeuta enseñará a los padres a realizar los lavados nasales correctamente.

2. Ayuda a controlar e incluso eliminar la tos provocada por la caída del moco a la garganta, que con frecuencia llega a provocar el vómito. En muchas ocasiones los lavados nasales no son suficientes porque el moco está depositado en la nasofaringe (parte posterior de las fosas nasales). Este moco es más peligroso, puede pasar al oído o caer a las vías respiratorias inferiores. La Fisioterapia Respiratoria es especialmente útil para eliminar esas secreciones.

3. Ayuda a drenar las secreciones bronquiales. En las infecciones del sistema respiratorias inferior, como bronquitis o bronquiolitis, se generan secreciones dentro del pulmón provocando tos y dificultad respiratoria. Los síntomas pueden permanecer durante semanas e incluso meses. Eliminar esas secreciones profundas junto con la medicación prescrita por el pediatra hará que los niños mejoren tanto que incluso se pueda disminuir o eliminar la medicación.

4. La Fisioterapia Respiratoria mejora la alimentación de los niños. Un niño con mocos no respira bien por la nariz, se ahoga y la hora de lactar o comer puede provocarles mucho estrés. Además, es fácil que vomiten todo si aparece la tos. Mejorando su respiración nasal y eliminando los mocos acumulados en garganta y vía respiratoria inferior, el apetito se recupera.

5. Mejora el sueño. La dificultad respiratoria, la tos por el moco que se va a la garganta, hace que se despierten en muchas ocasiones durante la noche, apareciendo la desesperación, el cansancio y el llanto. Cuando estamos enfermos parece que lo que más reconforta es dormir. Si mejoramos la respiración nasal y controlamos la tos, nuestros peques seguro que dormirán mejor y sus padres también.

6. Los resfriados pasarán antes. A veces no sabemos si nuestros pequeños tienen una nueva infección o si se trata de una recaída, y es que si no se expulsa todo el moco los síntomas perdurarán más de lo normal. Con Fisioterapia Respiratoria además de tratar, realizaremos una reevaluación constante para asegurarnos de que no quede nada de secreciones, y así normalizar la situación lo antes posible.

7. Disminuye el absentismo escolar y laboral. Un niño que con frecuencia está malo no puede ir a la guardería o al colegio, y por consiguiente necesita que alguien de la familia se quede a su cargo.

8. Evita ingresos hospitalarios. Si una infección respiratoria afecta a un bebé de pocos meses o se complica, es frecuente la necesidad de hospitalizar al niño. La Fisioterapia Respiratoria, evitará que ciertas infecciones se agraven y terminen en el hospital.

9. Ayuda al correcto desarrollo del aparato respiratorio de los más pequeños. Un niño que crece con infecciones respiratorias frecuentes tiene muchas probabilidades de ser un adulto con alguna enfermedad respiratoria como el asma o las bronquiectasias.

10. Mejora la calidad de vida de toda la familia. Niño feliz, papás tranquilos.


Para completar la información sobre las principales enfermedades respiratorias en bebes y niños puedes pasarte por nuestra seccion de articulos.

En nuestro centro, estamos especializados en este tipo de técnicas y tratamientos por lo que no dudes en consultarnos si adviertes cualquier tipo de sintomatología respiratoria.