PREPARACIÓN AL PARTO


Uno de los mayores temores que sufren la mayoría de las mujeres cuando se enteran de que están embarazadas, es el parto, el miedo a dar a luz. 

Desde siempre nos han hecho creer en un parto con dolor, empezando por la religión que nos ha condicionado con la premisa de "parirás con dolor", como castigo a la mujer por morder la manzana. Por otra parte está el estigma social, la sociedad nos inculca partos traumáticos y dolorosos como podemos ver en todas las películas. Y por último el sistema sanitario, nos obligan a asumir un rol pasivo (no movernos), todo es aséptico en muchas ocasiones, sin tener en cuenta las emociones emociones de la mujer, e incluso llegar a vivir violencia obstétrica.

El autoconocimiento, la información y el empoderamiento son las claves fundamentales para superar el temor a dar a luz. Es importante conocer nuestro cuerpo, nuestra sexualidad y saber como funciona.  Recibir información sobre el proceso fisiológico del parto, saber que está controlado por el sistema nervioso parasimpático, que gestiona los estados de calma, salud y bienestar, por contra, el miedo activa el sistema nervioso simpático que produce adrenalina, lo que dificulta  el parto, siendo más largo y es más doloroso . Tomar conciencia de que por supuesto puedes, que han parido millones y millones de mujeres y que tú vas a poder igual. Y desestigmatizar el dolor, las mujeres que tienen reglas dolorosas han podido pasar más dolor del que pasarán en el parto.

 En nuestras clases se llevará a cabo una preparación física, mental y emocional:

  • Prepararemos tu cuerpo para: vivir un embarazo feliz y llegar al parto en la mejor condición física, evitando así el agotamiento físico durante el parto y facilitando pujos efectivos que acorten la fase expulsiva.
  • Descubrirás las herramientas de las que dispones para tomar las riendas de tu parto desde la información, la seguridad y el conocimiento.
  • Aprenderás a realizar un parto libre y en movimiento, como el trabajo de ciertos movimientos que ayudarán a descender a tu bebé en su paso por el canal del parto, la ayuda de la respiración y el control de tu cuerpo y mente.
  • Darle importancia a la figura de la pareja, determinante en el parto como acompañamiento emocional y físico. Favoreciendo los lazso de unión en tre la pareja ante el nacimiento de su bebé.