Conoce las ventajas del EPI-NO

28.04.2016

Su nombre procede de abreviar la sentencia "episiotomía no", ya que flexibilizar la musculatura perineal disminuyendo la incidencia de episiotomías y desgarros en el parto.

El EPI-NO presenta varios puntos fuertes en el entrenamiento y cuidado del suelo pélvico. Por un lado reduce la tasa de episiotomía e incrementa la posibilidad de periné intacto. Por otro, con este dispositivo podemos trabajar la fuerza de la musculatura perineal (cuando se usa para ejercitar el suelo pélvico, bien sea en el embarazo, postparto o cualquier otra etapa en la vida de la mujer como la menopausia) o su elasticidad, cuando utilizamos el EPI-NO para flexibilizar los músculos del suelo pélvico durante el periodo de gestación.

Este dispositivo te ofrece la posibilidad de realizar ejercicios de suelo pélvico que te ayudarán a fortalecer tus músculos, y así poder evitar las molestias asociadas a la incontinencia urinaria, recuperar la musculatura debilitada por el parto o como medida preventiva en el cuidado del suelo pélvico. 

En definitiva: ayudar a mejorar tu calidad de vida, afectada por circunstancias tan naturales como el embarazo o la menopausia.

Podemos diferenciar tres líneas de acción principales del EPI-NO:

  • En primer lugar, la preparación de la musculatura perineal para el nacimiento del bebé.
  • En segundo lugar, los ejercicios con el EPI-NO favorecen una óptima recuperación muscular postparto. Siempre aconsejado tras una revisión por el fisioterapeuta especializado en obstetricia y uroginecología.
  • Por último, el EPI-NO es una medida terapéutica eficaz para fortalecer el suelo pélvico y así evitar y prevenir la incontinencia urinaria. También se recomienda la revisión por el fisioterapeuta especializado


Descripción del EPI-NO

El EPI-NO ha sido diseñado, desarrollado y fabricado en Alemania, en estrecha colaboración con ginecólogos, matronas y pacientes, y está patentado en todo el mundo como un ejercitador de los músculos del suelo pélvico para preparación al parto y recuperación posparto, prevención y tratamiento de la incontinencia urinaria.

1. Balón de silicona contorneado

2. Perilla manual

3. Visualizador de presión (manómetro)

4. Válvula de desbloqueo del aire

5. Conexión por un tubo plástico flexible.


Preparación al parto con EPI- NO

El entrenamiento con el EPI-NO se realiza en cuatro etapas:

  • En la etapa 1 se pueden ejercitar los músculos del suelo pélvico.
  • En la etapa 2 el periné y el canal de nacimiento se estiran gradual y suavemente.
  • En la etapa 3 te preparas para la sensación del parto facilitando la expulsión del balón fuera de la vagina.
  • En la etapa 4, tras la revisión por el ginecólogo y fisioterapeuta especializado, se pautan una serie de ejercicios para recuperar un buen tono muscular


No deberás usar el EPI-NO en los siguientes casos:

  • Bebé está en una posición inusual, con claros indicios que imposibiliten un parto vaginal (por ejemplo, placenta previa), o si se planea tener un parto por cesárea.
  • Riesgo de infección (por ejemplo, rotura prematura de membranas, cérvix abierto).
  • Heridas en el área vaginal que no hayan cicatrizado.
  • Sangrados vaginales.