Método Pilates y sus beneficios

14.03.2017

Que el Método Pilates aporta numerosos beneficios a nuestro cuerpo no es ningún secreto, quienes lo practican con regularidad pueden confirmarlo.

Pero, ¿cuáles son estos cambios que potencian nuestro estado de salud?

El Método Pilates se caracteriza por una práctica de ejercicio consciente, controlado y preciso, que concentra toda su atención en el centro de energía (power house) y a partir de él se trabaja el resto del cuerpo. Esta forma de trabajo controlada permite una potenciación y elasticidad de los tejidos evitando la aparición de lesiones. Además proporciona una gran agilidad, destreza y coordinación de movimientos.

Otra importante característica del Pilates es la colocación del cuerpo necesaria para realiza el ejercicio (autoelongación de la columna, posición descendida de los hombros y curvas vertebrales en posición neutra), esto lo convierte en un magnífico ejercicio de reeducación postural.

También debemos destacar su incidencia en la musculatura perineal y abdominal. Al requerir una contracción mantenida de la faja abdominal y musculatura del suelo pélvico se genera un aumento de la fuerza de la misma, importantísimo en el caso de las mujeres después de los partos y menopausia.

Por todas estas características el Pilates produce una recuperación en lesiones de la columna cervical, dorsal o lumbar, debilidad del suelo pélvico o abdominal, problemas de incontinencia urinaria, alteraciones en la coordinación o debilidad de la musculatura en general entre otras.

Para finalizar esta noticia es importante resaltar la presencia de un profesional de la salud que oriente los ejercicios en función de las necesidades de cada paciente.

Una práctica inadecuada de la actividad puede empeorar tu problema de salud o generar la aparición de lesiones.

Espero que este breve resumen os ayude a entender los beneficios que el Pilates aporta a nuestro cuerpo.